Arregla Corazones

Ciudad.com

No sé cómo seducir a mi secretaria

La historia de Ricardo
06-09-2010

Buenas con todos, necesito contarles mi situación: soy un hombre apuesto, soltero y de buena posición economica. Trabajo muy duro. Desde hace algunos años estoy a cargo de la gerencia de una empresa, nunca he tenido mayores problemas, hasta inicios de este año, fecha aproximada en la que llegó a trabajar conmigo una chica maravillosa a la que llamaré "Juana" en este relato.

Ni bien la vi me enamoré de ella: es perfecta en todo sentido. Me fascina la idea de que sea mi secretaria, es extremadamente eficiente, dedicada, inteligente, culta, responsable; todo lo que un gerente puede pedir como mano derecha y lo que todo hombre pediria como esposa. Tiene 25 años, es soltera, no tiene hijos y tiene un plus que me encanta: es virgen, lo sé porque aún tiene el himen en su sexo. Es bellisima y tiene un cuerpo que enloquecería a cualquiera, es más, todo mundo en el trabajo se muere por ella y en la calle no hay quien no voltee a verla. Es una mujer de mundo, cocina delicioso, lava, plancha, en fin, es completa en todo.

Mi problema radica en que es tan maravillosa que no sé como declararle mi amor, ambos somos solteros, a mí me encantan los niños y creo que a ella tambien pues cada vez que ve a uno se llena de ternura; hace poco nació una bebé en su familia y se nota que la quiere. Aparte, tiene un sobrino de 15 al que ama y del que habla todo el tiempo. Nunca tuve problemas de timidez ni nada por el estilo pero con ella no sé, es un mujerón y no podría confesarle mis sentimientos. Quisiera que me ayuden, se los agradecería muchisimo; gracias por atender mi caso.

CLAUDIA IVETH - 20/09/2010 - 14:16

No dudo que sea una mujer espectacular, pero que sea virgen a los 25 años y con un cuerpazo no se la creo, y como sabes que es verdad'?? Eso no se ve a simple vista, que ya la abriste y le viste el himen??? Mi querido enamorado no seas ingenuo y piensa un poco como hombre maduro, la virginidad no es lo mas importante y espero que no te desepciones cuando la lleves ala cama y descubras que no lo es, si te guta tanto conquistala con detalles, no le sueltes asi de pronto que te gusta, hay mujeres que son tan cotizadas que cuando llega un tipo que no las pela se enganchan de este, te lo digo por experiencia propia, es cuestion de analizarla y saber que le gusta. Eso si viviras medio traumado e inseguro si andas con ella, por que estara rodiada de hombres y a lo mejor y eso no te deje estar tranquilo.

ANDRE - 20/09/2010 - 12:54

Dejala en paz porque sos un pelotudo. Ella será un mujerón, pero vos sos todo lo que una mujer no quiere.
Che, le viste el himen??? Jaja Qué pelotudo!
¿Lava, plancha, cocina? ¿La querés de mujer o de mucama?
Con dos o tres cositas que dijiste, me alcanza para saber que esta mina no merece un idiota como vos. Dedicate al trabajo que en eso debés ser bueno.

ANóNIMO - 20/09/2010 - 12:52

Apuesto caballero andante de capa y espada exitosa, y como sabe que no perdio el himen si usted lo encontro??? Para mentir, hay que mentir bien no?

ROMINA - 16/09/2010 - 16:41

ajjajaaj todo bien pero no entiendo como sabe que es virgen!

LA CHAGAR DEL MONO SABIO - 12/09/2010 - 19:49

para declararle tus nobles intenciones, yo contrataría un grupo romantico de Mariachis, que le den una suave serenata en el lugar de trabajo y por supuesto una caja de bombones de fruta, nada de bombones de licor, previo a esto haría que la gente de mantenimiento cambiase las bombillas de luz por algo mas tenue como las softhone pastel.

La respuesta

Querido Ricardo, no hay una manera exacta de conseguir el éxito cuando nos acercamos a alguien que nos interesa. Lo que te puedo decir es que estás sosteniendo un conjunto de prejuicios y creencias mentirosas que no valen la pena. Nadie es más que nadie. Ninguna mujer es un mujerón y ningún hombre es súperman. Todos estamos en la misma: tratando de ser felices en un mundo que muchas veces nos la hace difícil. Así que, mi querido amigo, sólo te puedo desear honestidad. Honestidad con vos, con ella, con la relación que planteás. Empezá bien desde cero. Ser uno mismo nunca es un mal camino. Es el más sincero que podés seguir. Hablar desde el corazón es una gran salida y un muy buen ejercicio para acercarse al amor. El miedo está en tu cabeza. Muchas veces, justificado por miles y miles de preconceptos acumulados para evitar nuevas caídas. Verdad y entrega, no podés ser menos que eso.